¿Cuántas veces recordamos una calle o un lugar sólo por un edificio característico? 

Seguro que si coges lápiz y papel puedes dibujar uno de ellos sin mirar.

Futurama